Mi primera vez con una acompañante

Mi primera vez con una acompañante fue con una puta barata Barcelona que vale oro, con toda la ironía de esta contradicción. Antes de hacerlo, me documenté sobre las rutinas de una chica de compañía, también conocida como una dama de compañía, call girl o escort, que no es más que una acompañante remunerada para eventos sociales, a quien un cliente paga por acudir con él a reuniones, fiestas, salidas a otra ciudad, y otras actividades.

La contratación puede o no incluir sexo, pues en la mayoría de los casos, el cliente busca coneguir el sentimiento de superioridad que proporciona el estar acompañado por una mujer con altos niveles de estudios y bella presencia.

Si se desea llegar al sexo, la escort actúa como una trabajadora sexual que no hace su trabajo habitual en un lugar permanente como un burdel, ni realiza prostitución callejera. Aunque sus servicios contemplan todos los de una prostituta: estimulación sexual de los órganos sexuales del para provocar un orgasmo, en la forma de coito vaginal, coito anal, sexo oral, masturbación de los genitales, y uso de todo tipo de juguetes sexuales. Otras call girls son especialistas en dominación y otros fetiches, que no implican el contacto íntimo sexual.